viernes, agosto 13, 2010
Es curiosa la vida. Tan impresivisible como una exposición de arte moderno.

Puedes pasar dos años profundamente enamorada del chico perfecto y que cualquier día un atrevido desconocido te emborrache y consiga que te cases con él en Las Vegas, con un Elvis Presley de peluca y traje alquilado como maestro de ceremonias.
Puedes prometer que no volverás a llorar por estupideces y montarás un numerito sensiblero al ver a una mariquita posándose sobre tu pelo, porque trae buena suerte.
Puedes perder en un segundo ese terror irracional que tenías a montar en avión, sólo debido a esa mano tatuada que te está acariciando los brazos y te tiene ensimismada.

Pero esto tiene que quedar claro, jamás hemos hablado de amor.

2 pildoras alucinógenas:

۞ Le Chevalier Mystérieux ۞ dijo...

Has descrito la vida... algunos actuan así, otros no.

Pero el camino que se sigue últimamente..pufff.

Muy buena entrada!!!!
Saludos:)

BF dijo...

eso realmente es curioso

| Top ↑ |